Cuando el amor era simplemente un tango y Brassens

Mi lindo Abel, dónde estás? “que falta que me hacés” dice el tango…
no ves que esta noche necesito recordar esa canción…
la de “au bois de mon coeur”…esa….no me acuerdo bien…
-estoy melancólica, pero… ya me conocés-
y sentir que los besos son dulces, suavecitos como la melodía…
como un mar de verano que nos ponía margaritas en los ojos
y entonces vos me levantabas a cococho,
y corríamos como locos por toda la habitación, como locos!
esa de los pisos de pinotea baldeados con lavandina fresca
-mirá que eras fuerte, ché…a mí me gustabas tanto…ay!-
porque el mar, viste? lo teníamos en los versos de Neruda,
todos…todos…del uno al viente, de memoria, todos…
y también un par de guitarras criollas y un bandoneón
en ese Baires de vos con los muchachos cantando,
mal, por supuesto, si vos sólo sabías la de
“que culpa tiene el tomate de estar metido en la lata…”
un par de canciones viejas…y alguna otra de Brassens…
-cómo te chuseaban, Abel, y vos…un duque! te la bancabas-
porque tenías el corazón libertario siempre en la Puerta de las Lilas,
así decía mi vieja de vos, ella que lo había visto todo…
sí, en la enciclopedia y en las películas de la cinemateca.
No seas, che, no te riás, sé el gesto que estás poniendo
ese que me da más ganas de besarte hasta el fin de la guerra,
de cual? de todas las guerras, ojalá de ninguna, pero así decíamos
y darle a Brassens todo el crédito de sus bigotes tan espesos,
como los tuyos…
y regalarte la sonrisa de aquella Rosita del Tata Cedrón
con una blusa heredada, y una minifalda de corderoy.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Licencia de Creative Commons RosaBuk2008

One thought on “Cuando el amor era simplemente un tango y Brassens

  1. Leo tus versos querida Rosa y siento fuertes emociónes, te quiero amiga y te extraño enormemente desde la ausencia

    Gracias Maya por dejarme esta dirección, un abrazo grande

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *