Remember

Siempre pensé que vos y yo teníamos un tema
de aeropuertos vacíos, de adioses en la niebla…
qué se yo! fuimos tan románticos y testarudos,
inquilinos de la misma vitrina en la confitería La Paz,
sí, la de Corrientes y Montevideo…
la de la gente linda, como los llamabas vos,
éramos nosotros, los jóvenes de la nueva suerte
los ideólogos de la libertad, los poetas de la utopía…
-América entera estaba ardiendo en esa década-
…los que queríamos dar vuelta el mundo por amor,
oís bien, por amor…y lo soñábamos en esas mesas de madera
con un café para dos y cuatro libros de ciencias políticas.
Quizás, digo, fue de tanto ver aquel film en repeat
cada escena en cada noche de aquel mes inolvidable,
cuando nos prestaron la casita de Palermo
sabés?, quizás fue allí donde nos enamoramos para siempre.
Pero vos, Abel, no usabas chambergo de ala,
ni perramus con las solapas altas…
tampoco el humo de los cigarrillos tenía un primer plano
-habíamos dejado de fumar cuando la huelga, te acordás?-
y yo, claro, no tenía la mirada lánguida y sensual de ella…
Fue en un verano intenso, de besos tipo libro de Manuel Puig,
donde la llovizna no era en Casablanca, ni en las sierras…
tan solo era un Buenos Aires encerrando nuestras lágrimas.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Licencia de Creative Commons RosaBuk2008

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *